Tratamientos seguros y efectivos en forma inmediata en el inicio del tratamiento escogido por nuestros especialistas contra la artrosis http://www.clinicaartrosis.com

View on Path

Anuncios

Tratamientos no quirúrgicos para la Artrosis

En las etapas tempranas y en términos médicos científicos hasta estadios de daño articular Tipo III, la artrosis se trata con medidas conservadoras, no quirúrgicas.

· Las modificaciones del estilo de vida pueden incluir la pérdida del peso, cambiando desde ejercicios de correr o saltar a nadar o ciclismo, y minimizando las actividades que agravan la condición, tales como la de subir escaleras.

· Los ejercicios pueden ayudar aumentar el arco de movimiento y flexibilidad así como también ayudan fortalecer los músculos de las articulaciones afectadas.

· Usar utensilios sustentadores tales como un bastón, llevando inserciones amortiguadoras en los zapatos, o llevando una ortésis (dispositivo ortopédico) pueden ser útiles.

· Otras medidas pueden incluir aplicaciones de calor o hielo, el uso de parafinas calientes, ejercicios en el agua (hidroterapia), natación, linimentos o vendajes elásticos, Bandas kinésicas. Asociado a los cambios en los hábitos alimenticios, identificando los alimentos que pueden llevar a producir mayor incremento de sustancias corporales que aumentan el desgaste articular o incrementar en la dieta aquellas que nos dan protección para desarrollarla.

Varios tipos de medicamentos pueden usarse para tratarla artrosis. Porque cada paciente es diferente, y porque no toda la gente responde de la misma manera a medicaciones, su cirujano ortopédico desarrollará un programa específico para su condición, ya que es el médico especialista más indicado cuando se trate del síndrome artrósico es el Ortopedista y Traumatólogo, el comandara un grupo interdisciplinario que lo componen medicina interna, inmunología, reumatología, endocrinología, nutricionistas, fisiatras o rehabilitadores, ortesistas o en algunos casos hematooncólogos.

Diagnóstico:

Su médico realizará un examen físico que enfoca en su marcha si se trata de sus miembros inferiores o del el arco de movimiento en la extremidad afectada, y la sensibilidad o hinchazón (inflamación – edema) de la articulación, el roce articular o la deformidad existente, inestabilidad, calor, rubor y los aplicara a estándares ya preestablecidos en la literatura mundial en mediciones de la discapacidad articular.

Los rayos-X simples típicamente muestran una pérdida de espacio, presencia de osteofitos, defectos osteocondrales, compromiso de tejidos blandos, entre otros en la articulación afectada.

Pruebas de sangre inmuno-reumatologicas y otras pruebas especiales en suero que nos ayudaran a cuantificar el compromiso de sus articulaciones y el estado osteomuscular.

También existen imágenes por Resonancia Magnética que pueden ser necesarias para hacer el diagnóstico más simple e ilustrativo para el paciente.

1. En muchos países de no habla hispana como lenguaje nativo, hablan de osteoartritis degenerativa, siendo un resultado de la misma ya que existen más de 100 tipos de osteoartritis en el mundo, y su forma más común de artritis es la que produce un desgaste articular llamada artrosis. La OA como lo refieren los artículos médicos en ingles al síndrome de la artrosis la describen como una enfermedad degenerativa lentamente progresiva en que se gasta gradualmente el cartílago de la articulación. Frecuentemente afecta a la gente de mediana edad y mayor, pero se ha encontrado en niños menores de 11 años producto de enfermedades autoinmunes como artritis reumatoides o hematológicas.

2. Artritis reumatoide (también conocida como RA, su sigla en inglés) es un tipo de artritis inflamatoria que puede producir artrosis como destrucción del cartílago de la articulación. RA puede ocurrir a cualquier edad.

3. Artritis postraumática, que puede desarrollarse después en una artrosis que produce un daño a la rodilla. Este tipo de artritis es parecida a la osteoartritis y puede desarrollarse años después de una fractura, desgarro del menisco o daño al ligamento.

Síntomas del Síndrome de la Artrosis

Generalmente, el dolor asociado con la artritis se desarrolla gradualmente, aunque la iniciación súbita también es posible. Y cuando la articulación desarrolla artrosis puede ponerse rígida e hinchada, haciéndole difícil doblar o extenderla. El dolor y la hinchazón son peor por la mañana o después de un período de inactividad. El dolor puede aumentar también después de actividades tales como caminar, subir la escalera o arrodillarse.

Existen técnicas novedosas con resultados promisorios en más de 5 años de experiencia con estudios interdisciplinarios en enfocar los estudios a los resultados de que si en el paciente se ha observado una mejoría en su calidad de vida en forma segura e inmediata. Esto se lo atribuyen a la Técnica No quirúrgica mínimamente invasiva desarrollada y  patentada por la Clínica de Artrosis y Osteoporosis en Bogotá – Colombia llamada Artroviolisis Bionantotecnológica, un tratamiento enfocado en la combinación de células madres con nanotecnología farmacológica con resultados sorprendentes e inmediatos en mejoría del dolor, movilidad y lo más importante colocarle un freno relativo a la progresión de la enfermedad articular con cero índices de morbilidad y mortalidad. Es decir es una técnica no quirúrgica que se ha caracterizado por no tener ninguna contraindicación y por brindar seguridad vital al paciente que se le realiza.

 

Artículo, suministrado para Noticias y novedades médicas.

Departamento Médico Científico

Clínica de Artrosis y Osteoporosis S.A.S. www.clinicaartrosis.com; es una entidad privada ubicada dentro del Centro comercial CENTRO SUBA – Calle 145 No. 91-19 en el SEGUNDO PISO, L10-103 en la ciudad de Bogotá D.C. República de Colombia. PBX: 571- 6923370; 571-6837538, Telefax: 571-6836020, Móvil +57 314-2448344, 300-2597226, 311-2048006, 317-5905407. Email: secretaria@clinicaartrosis.com; servicios@clínicaartrosis.com; contactos@clinicaartrosis.com

 

QUE ES LA ARTROSIS?, PORQUE SE PRODUCE?, QUE CAMBIOS EXISTEN EN EL CARTILAGO?.

La artrosis es un síndrome degenerativo producido por el desgaste del cartílago en forma multifactorial ya sea por enfermedades que afectan la biomecánica articular por problemas ortopédicos, congénitos, adquiridos, inmunológicos, reumatológicos, endocrinológicos, traumáticos, entre otros, a un tejido articular compuesto en gran parte por colágeno tipo II que amortigua y protege los extremos de los huesos, favoreciendo el movimiento de la articulación. Es un síndrome ortopédico e inmuno-reumatológico más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada, pero se logra presentar de forma prematura en personas con enfermedades genéticas que afectan al tejido conectivo o secundario a problemas metabólicos endocrinologicos o mécanicos como las displasias óseas o ha traumas antiguos articulares que involucraron perdidas de la sustancia osteocondral.

IMG_2046

La artrosis o desgaste articular y por ende del cartilago es causada principalmente por factores: mecánicos, bioquímicos e inmuno-genéticos, afectandosen tejidos avasculares coloides, líquidos o cubrimientos viscoelásticos sin drenaje linfático, inervación, ni membrana basal los cuales según su progresión se ven expuestos a unas elevadas cargas negativas que hacen que atraigan grandes números de cationes sobre todo Na+ y debido a su capacidad osmótica, hacen, que se retengan grandes cantidades de agua en la matriz extracelular, produciendo una presión de turgencia que capacita a la matriz a oponerse a fuerzas de compresión; es decir, mecaniscos cinemáticos de fricción articular: calor, bloqueo, inflamación, dolor y deformidad.

Es importante saber de que se compone esa matriz afectada; en primer lugar por agua (65%-80%) contribuyendo activamente a la resistencia de las cargas axiales y rotacionales de presión, lubricación y transporte de nutrientes; en segundo lugar por fibras de colágeno/escleroproteínas (10-30%) siendo el 90% del tipo II, aportando fuerza tensil, volumen y forma. El otro 10% lo integran los tipos VI, IX, X y XI. Proteoglicanos (5%-10%): constituidos por un núcleo proteico central asociado a glicosaminoglicanos periféricos, que contribuyen activamente en la capacidad de recuperación del cartílago a traves del ácido hialurónico (hialuronato o hialuronano) que es un glicosaminoglicano (GAG) no sulfatado. Estos GAGs son moléculas gigantes (macromoléculas), resultantes de unidades repetidas de disacáridos encargados de proteger las compresiones axiales brindando viscoelasticidad. Los principales proteoglicanos son los agrecanos, glicosaminoglicanos sulfatados: Condroitín sulfato (el más abundante), dermatan sulfato (importante para mantener la integridad del cartílago), heparan sulfato (formado por repeticiones de un disacárido formado por N-acetilglucosamina y ácido glucurónico unidos mediante un enlace β1→4) y el queratán sulfato. Condrocitos (2%): que constituyen el único componente celular. Son células muy especializadas que sintetizan tanto macromoléculas (proteoglicanos, colágeno y proteínas no colágenas) como enzimas responsables de la degradación y regeneración del cartílago.

En definitiva, se trata de un desequilibrio entre la destrucción del tejido y su capacidad para repararse.

En la artrosis los condrocitos comienzan a sintetizar sustancias proinflamatorias como proteasas enzimas proteolíticas involucradas fundamentalmente en la destrucción del colágeno, responsables de la degradación y regeneración de los componentes de la matriz extracelular del cartílago tanto en condiciones fisiológicas como patológicas. Sus mecanismos de activación siguen siendo desconocidos. Pueden ser inactivadas irreversiblemente por factores sintetizados por el propio condrocito, como el inhibidor tisular de metaloproteasas (TIMPs), que en condiciones normales está elevado en el cartílago articular. Es importante conocer que existen tres tipos de proteasas: metaloproteasas (las más importantes, que a su vez se dividen en colagenasas, estromelisinas y gelatinasas, existiendo además un grupo especial constituido por las agrecanasas), serinproteasas y tiolproteasas. Dentro de las colagenasas, las tipo I y II se encuentran en los estratos superficiales del cartílago y son fundamentales en el proceso inflamatorio, ya que degradan el colágeno tipo I, II y III. La colagenasa tipo III, localizada en planos más profundos, participa en los procesos de reparación tisular. Las agrecanasas I y II son fundamentales en el catabolismo de los agrecanos. De las tres estromelisinas descritas, sólo la tipo I se asocia a este proceso degenerativo mediante la degradación de proteoglicanos y la activación de la procolagenasa (forma precursora de la colagenasa). Altos niveles de estromelisina tipo I en el cartílago se asocian a severidad de la lesión. En las serinproteasas, se destaca el activador del plasminógeno/plasmina, que posibilita la activación de colagenasas. La catepsina B es la principal tiolproteasa. Se considera marcador del fenotipo de los condrocitos desdiferenciados y es activador de las metaloproteasas. En la artrosis juegan un papel importante los factores catabólicos como el óxido nítrico (NO) que aumenta la susceptibilidad a sufrir daños por sustancias oxidantes, modula la función de las metaloproteasas (que a su vez tienen relación con la síntesis de NO), estimula la apoptosis mitocondrial en el cartílago (que ha sido demostrada como una característica frecuente en la progresión hacia la artrosis), aumenta la síntesis del receptor de la interleucina 1(IL-1) en el condrocito (IL-1Ra), disminuye la acción del antagonista del receptor de la IL-1 alfa y estimula la proliferación celular. En la artrosis se aumenta la síntesis y la liberación de mediadores de la inflamación (como las citoquinas, entre las que destacan el factor de necrosis tumoral TFG-alfa (involucrado en la activación de enzimas proteolíticas como las metaloproteasas, inhibe la síntesis de la matriz extracelular del cartílago e induce la transcripción de la colagenasa III), además se observa la disminución en su expresión del TFG-b1 y TGF-b2, la estimulación de la interleucina 1 especialmente la beta la cual causa la expresión de la NO-sintasa, aumentando la liberación o degradación especialmente de la E2 (que estimula la síntesis de colágeno), regula la expresión de algunas isoformas del factor de crecimiento de la familia del factor de crecimiento transformante (TGF beta, asociado a la síntesis de proteoglicanos y TIMPs, a la vez que inhibe la síntesis de colágeno II), que es un mecanismo de protección contra el catabolismo del tejido conectivo. y de las interleukinas IL-6 (relacionada activamente con el proceso de la inflamación, también regula la expresión del TGF beta) e IL-8), todas ellas sintetizadas no sólo por condrocitos, sino también por las células sinoviales, macrófagos, mastocitos y fibroblastos, afectando su producción y síntesis al estimular a sinoviocitos, condrocitos y fibroblastos, así como a osteoclastos y osteoblastos, dando lugar a la hipertrofia de la sinovial y del tejido conjuntivo, aumento de la síntesis de prostaglandinas (PG) y reabsorción aumentada de calcio por parte de las células óseas.Hay sobreproducción de radicales superóxido, así como la producción de neutrófilos y la actividad fagocítica de estos, aumentando la migración de los macrófagos; todos estos acontecimientos traducidos en una cascada de reacciones que involucran tanto a las células sinoviales como al hueso subcondral e incluso a los meniscos cuando se produce en la rodilla, concluyendo con una serie de procesos catabólicos que determinan los cambios estructurales.

Contribución Científica:

Clínica de Artrosis y Osteoporosis S.A.S. www.clinicaartrosis.com; es una entidad privada ubicada dentro del Centro comercial CENTRO SUBA – Calle 145 No. 91-19 en el SEGUNDO PISO, L10-103 en la ciudad de Bogotá D.C. República de Colombia. PBX: 571- 6923370; 571-6837538, Telefax: 571-6836020, Móvil +57 314-2448344, 300-2597226, 311-2048006, 317-5905407. Email: secretaria@clinicaartrosis.com; servicios@clínicaartrosis.com; contactos@clinicaartrosis.com

Tratamientos ideales contra la artrosis para todas las edades.

View on Path

La Artrosis – Signos y Sintomas

Sintomas: Dolor persistente aun en reposo y estos pueden ser locales, limitados a un solo lugar, o se pueden irradiar desde la zona afectada hacia las regiones adyacentes.

Signos: Limitación a la movilidad, Crujido o Chasquido articular, Sensación de Bloqueo, Edema articular o inflamación (hidrartrosis), Deformidad angular o rotacional en los casos severos de perdia de sustancia osteocondral.

Atención del Síndrome Artrosico Cíclico Consecuencial de desgaste articular producto de una osteoartritis degenerativa.

Clínica de Artrosis y Osteoporosis S.A.S. www.clinicaartrosis.com; es una entidad privada ubicada dentro del Centro comercial CENTRO SUBA – Calle 145 No. 91-19 en el SEGUNDO PISO, L10-103 en la ciudad de Bogotá D.C. República de Colombia. PBX: 571- 6923370; 571-6837538, Telefax: 571-6836020, Móvil +57 314-2448344, 300-2597226, 311-2048006, 317-5905407. Email: secretaria@clinicaartrosis.com; servicios@clínicaartrosis.com; contactos@clinicaartrosis.com

View on Path

Clínica para Dolores Articulares en Colombia

Dolor articular

El dolor articular puede afectar una o más articulaciones. Las articulaciones son las uniones entre los huesos próximos, y son las encargadas de proporcionar movilidad y elasticidad al cuerpo. Las articulaciones están recubiertas de cartílago, que es un tejido firme y elástico que tiene las propiedades necesarias para almohadillar y permitir el roce entre los dos huesos que se articulan, amortiguando las cargas físicas.

El dolor de articulaciones, o artralgia, está causado habitualmente por enfermedades crónicas como la artrosis, artritis reumatoide, reuma, osteoporosis, aunque también se produce por otros motivos, y puede verse incrementado por factores como el clima húmedo. Hay casos en los que no resulta posible eliminar por completo esta molestia, pero lo que sí se puede hacer es llevar a cabo determinadas acciones que ayuden a reducirlo.

Causas

El dolor articular puede ser causado por muchos tipos de lesiones o afecciones. Puede estar relacionado por artrosis, artritis, bursitis y dolor muscular. Sin importar la causa, puede ser muy molesto. Algunos factores que pueden causar dolor articular son:

La artrosis es una patología degenerativa en la que se produce una pérdida del cartílago, inflamación de la membrana sinovial y una debilitación de los músculos articulares. Los síntomas son el dolor de articulaciones,  rigidez, inflamación y limitación de movimientos. En España, la artrosis afecta al 10% de la población general. Es la causa más importante de discapacidad entre los ancianos españoles. La artrosis se clasifica en:

Primaria, por causa desconocida: Es el dolor de las articulaciones localizado, en las manos, hombros, codos, caderas, rodillas, etc.
Secundaria por causa conocida: una enfermedad, una infección, uso excesivo de la articulación en el caso de los deportistas, etc.

En el caso de artrosis las molestias aparecen al utilizar las articulaciones y mejoran con el reposo. En fases avanzadas de la enfermedad, el dolor puede hacerse más continuo, y aparecer en reposo e incluso por la noche, necesitándose un tratamiento analgésico.

Se inicia con la eliminación o cambio de las células que fabrican los componentes del cartílago: colágeno y proteoglicanos, produciendo dolor de articulaciones. A su vez, si se hinchan las articulaciones, el cartílago se reblandece, pierde resistencia, la capacidad de amortiguar, adelgaza o desaparece, dejando de proteger al hueso que está debajo.
IMG_1034
Otras causas
  1. Enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoidea y el lupus. La artritis reumatoide es una enfermedad articular inflamatoria crónica debida normalmente a una infección previa por virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, virus de la rubéola y parvovirus que afecta en especial a manos, muñecas, rodillas y pies. La manifestación más frecuente de la AR establecida es el dolor de las articulaciones afectadas, que se agrava con el movimiento. Es habitual la rigidez generalizada, tras periodos de inactividad. Normalmente las articulaciones presentan inflamación, calor y limitación de los movimientos, siendo más destacado en las articulaciones de gran tamaño, como la rodilla.
  2.  Bursitis (Inflamación de las bursas).
  3. Condromalacia rotuliana
  4. Cristales en la articulación: gota (se presenta especialmente en el dedo gordo del pie) y artritis por depósito de cristales de dihidrato de pirofosfato de calcio (CPPD, por sus siglas en inglés) o seudogota.
  5. Infecciones causadas por un virus
  6. Lesión, como una fractura
  7. Osteoartritis seropositivas o seronegativas o inducidas.
  8. La artritis reumatoide es una enfermedad articular inflamatoria crónica debida normalmente a una infección previa por virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, virus de la rubéola y parvovirus que afecta en especial a manos, muñecas, rodillas y pies. La manifestación más frecuente de la AR establecida es el dolor de las articulaciones afectadas, que se agrava con el movimiento. Es habitual la rigidez generalizada, tras periodos de inactividad. Normalmente las articulaciones presentan inflamación, calor y limitación de los movimientos, siendo más destacado en las articulaciones de gran tamaño, como la rodilla.
  9. Osteomielitis (infección del hueso)
  10. Artritis séptica (infección articular)
  11. Tendinitis
  12. Esfuerzo o sobrecarga inusual, lo que incluye distensión muscular o esguinces o lesiones deportivas o de esfuerzo a repetición.

Clinica de Artrosis y Osteoporosis http://www.clinicaartrosis.blogspot.com

Clínica de Artrosis y Osteoporosis S.A.S. www.clinicaartrosis.com; es una entidad privada ubicada dentro del Centro comercial CENTRO SUBA – Calle 145 No. 91-19 en el SEGUNDO PISO, L10-103 en la ciudad de Bogotá D.C. República de Colombia. PBX: 571- 6923370; 571-6837538, Telefax: 571-6836020, Móvil +57 314-2448344, 300-2597226, 311-2048006, 317-5905407. Email: secretaria@clinicaartrosis.com; servicios@clínicaartrosis.com; contactos@clinicaartrosis.com

View on Path